Miembro de la Asociación Madrileña  de Galerias de Arte. Unión de Asociaciones de Galerías de Arte de España.

 
  GALERÍA ORFILA.   
C/Orfila, 3.    28010 Madrid.

  Tlf. 91 319 88 64

  Horario: Martes a Sábado 11 a 13'45 y 17'30 a 20'45h. Lunes sólo tarde.

  galarteorfila@hotmail.com

   También puedes seguirnos en Facebook y Twitter


    HELENA REVUELTA        Boschland                    del 3 al 25 de abril de 2017

Helena Revuelta nació en Madrid. Vive actualmente en Málaga. Estudió en la facultad de Filosofía y Letras en Madrid. Tras una inicial formación en algunos talleres de artistas, recibió una más reglada formación en la Escuela de Artes y Oficios de la calle de la Palma, en la Escuela de Artes Gráficas y, posteriormente, en el Royal College of Art de Londres.

Exposiciones recientes:

Individuales:
2016 La Roca Atelier, Málaga
Al Smakh Gallery, Qatar
2015 Galería Nina Torres Fine Art, Miami, USA
2014 Galería Orfila, Madrid

Colectivas:
2017 Certamen Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja.
2016 Arte Fantástico. Galería Orfila, Madrid.
2016 Visual Arts Department, Ministry of Culture, Qatar.
2016 Museum Moderner Kunst Kärnten, Austria.
2014 Palacio de Medinaceli, Soria.
Fundación Dearte (COAM), Madrid.
Nina Torres Fine Art, Miami.

Ferias en las que ha participado:
2016 Art Marbella, Marbella.
We are Fair Madrid
2015 XIV Feria de Arte COAM, Madrid.
XIV Feria de Arte Palacio de Medinaceli, Soria.
Artexpo New York.
Artexpo Miami.
Art Fair Conrad Seoul.
Donostiartean, San Sebastián.
Miami Art River.

Está representada en colecciones privadas de España, Francia, Estados Unidos de América, Emiratos Árabes Unidos e Irán.



            LA SERIE BOSCHLAND DE HELENA REVUELTA

Las enigmáticas e indescifrables pesadillas que Jerónimo Bosch escondió en sus cuadros auxiliado por su fastuosa imaginación y con un lenguaje colorista y exaltado pero rígido por una racionalidad que evita que la desemesura y el caos se apropien de lo que es testimonio y constatación de realidades que si a la vista de todos nadie supo ver, han servido a Helena Revuelta para, al tiempo que daba fe su constancia y demostraba con hechos las consecuencias de no pactar ni con lo irrelevante confortador ni con la gratuita declinación de los verbos de la obviedad y de lo consensuado, sumarse a los homenajes que en ocasión del quinientos aniversario de su muerte se ha dedicado a la memoria del más secreto pintor de todos los tiempos, que hasta ocultó su nombre verdadero, Jeroen Anthoniszoon van Aken, en el seudónimo con el que la Historia iba a dar noticia de su existencia.

Aunando sentimiento y fascinación aunque turbada por las evidencias que definen nuestra violenta y contradictoria contemporaneidad, Helena Revuelta, tras la perturbadora surrealidad fundamentada en su yo dolorido y en tensión, pone los ojos de su insatisfacción en lo otro envolvente y dominador.

Lo que ahora ofrece al espectador es un hecho plástico tan vertiginoso y opacado como fueron sus enardecidas intervenciones anteriores. Su alma estética, alertada por la elocuencia fluyente y encendida de El Bosco, va a construir, con componentes de contrastable verosimilitud, un mundo en el que no existe ni el reposo ni la confraternización que para que no sea dañado por la luz de la razón cubre con unos telones como los que sirvieron a Peter Weiss para que los locos que en su Marat Sade gritaban las verdades que otros no se atrevían a decir, se escondieran de las miradas censoras de los guardianes del orden.

El profano auto sacramental que tras ellos se va a representar con la intervención de figurantes que simulan ser ángeles y demonios, bestias en estado de gracia, adanes que buscan a sus evas en las espesuras de bosques de amianto, naúfragos que salvaron sus vidas gracias a las ballenas y a los lobos de mar, brujas y brujos complacientes extasiados ante las pantallas, inocentes pájaros carnívoros que proclaman los beneficios de la alienación y cómo sacarle partido a la desesperanza que acompaña al ser humano desde que accedió a este mundo en que todo está estadísticamente previsto y en que el único consuelo que se le ofrece es el disfrute de los artefactos que él mismo creó, la televisión el más universal de ellos, para hacer más llevadero y tolerable el paso inexorable y aniquilador el tiempo.

                                                                                                        Antonio Leyva,
              De las Asociaciones Española e Internacional de Críticos de Arte. Marzo 2017.

 

 Boschland 4. Técnica mixta/lienzo, 122x90 cm
 Boschland 1. Técnica mixta sobre lienzo, 121 x 100 cm
 Boschland 11. Técnica mixta sobre lienzo, 40 x 40 cm

Copyright © Galería Orfila